viernes, 30 de octubre de 2015

¿SABES QUIEN ERES REALMENTE?

En uno de los viajes que realizaba por razones laborales, hace algunos años, conversaba con un colega sobre la importancia de conocernos, saber cuáles son nuestras debilidades, nuestros puntos fuertes, en razón que dichas características nos impiden alcanzar nuestros objetivos o nos catapultan para alcanzarlos.

Plan Estratégico Personal


De esta manera, le pregunté a mi compañero, si podía describirme y lo que me dijo me impactó. Si bien tenía muchos puntos fuertes, tenía muchos negativos que yo  ignoraba.

¿Cómo no había podido darme cuenta?. Siempre me consideré una persona reflexiva y crítica conmigo, pero la descripción de mi amigo fue tan apabullante (como si Hulk me hubiera pasado por encima), unido al hecho de varios ejemplos que confirmaban sus críticas, que debí aceptar que la propia visión de mi YO, estaba sesgada.

No está demás contarles que no pude dormir esa noche, y varias noches posteriores, porque tenía más puntos negativos de los que había creído y algunos, que consideraba fuertes, solo lo eran en mi imaginación.

¿Por qué no me di cuenta?

Es normal y muy fácil para las personas juzgar las aptitudes y comportamientos de aquellos que tienen a su alrededor. Sin embargo, es muy difícil ser críticos con uno mismo. No me refiero a que sea imposible sino que podemos obtener resultados sesgados, básicamente por dos motivos:

  • Somos excesivamente rigurosos con nosotros mismos. Existen las personas que al realizar una  autoevaluación no tienen ningún punto positivo. Esto es muy peligroso porque puede dañar nuestra propia autoestima.
  • Somos poco rigurosos. Consideramos cualquier característica que tenemos como excesivamente positiva. Este extremo también es peligroso, porque nos hace creer que tenemos ventajas sobre otras personas que solo existen en nuestra imaginación.


Es normal que las personas cometan alguno de estos errores, por esta razón, es deseable que, luego de nuestra evaluación personal, contrastemos los resultados con otra persona, que nos conozca bien y en la cual confiemos.

En la preparación de un Plan Estratégico Personal, paso siguiente  es lo que se conoce como Análisis Interno, que es en realidad la respuesta  a una pregunta:
 
¿Sabes quién eres realmente?

Lo que buscamos es lo que se conoce comúnmente como Fortalezas y Debilidades.
Las fortalezas o puntos fuertes, son las capacidades y recursos que tengo y que me dan una ventaja sobre los demás.

Las debilidades o puntos débiles, son los elementos, actitudes o características que tengo, que constituyen barreras para lograr mis objetivos.

Para identificarlos, lo recomendable es tratar de responder las siguientes preguntas y anotar las respuestas en un papel, haciendo una lista, pero lo más importante es: Se sincero contigo mismo.


Fortalezas
¿Qué capacidades tengo?
¿Qué actividad es la que más me apasiona?
¿Qué hago mejor que los demás?
¿Tengo la experiencia suficiente?
¿Qué creen los demás que hago bien?                                                                               
¿Hablas algún idioma? (esto está considerado como una oportunidad en caso de manejar otro idioma o como amenaza en caso contrario)
¿Sabes trabajar en equipo?
¿Eres especialista en alguna materia o campo importante?
¿Qué recursos tienes?

Debilidades
¿Tengo la experiencia suficiente?
¿Qué aptitudes o capacidades debo mejorar o aprender?
¿Qué aptitudes o capacidades debo atenuar o sustituir?
¿Qué hago peor que los demás?
¿Qué creen los demás que hago mal?
¿Sabes trabajar en equipo?

¿Qué puedes mejorar?

viernes, 23 de octubre de 2015

PLAN ESTRATEGICO PERSONAL Y PROFESIONAL - EVALUACIÓN PERSONAL

EVALUACIÓN PERSONAL

Hace unos meses fui expositor en un seminario sobre "La influencia de la tecnología en la Estructura de los Ejércitos del Futuro". En dicha exposición participaron jóvenes cadetes de la Escuela Militar del Ejército. 

Cuando les consulté como serían los ejércitos del futuro, muchos me contestaron sobre soldados parecidos a Iron Man, robots, aviones invisibles, drones. Mi siguiente pregunta fue: 

¿Y que necesitamos para alcanzar ese nivel? 

¿Qué cambios debemos realizar en nuestra estructura interna? 

¿Cómo afectan las tecnologías desarrolladas por otros países, nuestra visión de futuro? 

Cuando uno perfila una visión de futuro, uno de los pasos más importantes es conocer donde estamos, para conocer qué acciones debemos realizar. Debemos recordar que entre mi Yo de Hoy y mi Yo del Futuro hay un espacio que debe ser llenado y construido, pero como saber si necesito 5, 10 o 20 ladrillos? 

Una vez que ya tienes una visión clara de tu futuro y en cuanto tiempo piensas concretarla, viene a tu mente la siguiente pregunta: 

¿Y ahora qué hago?

¿Por dónde empiezo?

¿Estoy preparado para llevarla a cabo?

¿Tengo la experiencia suficiente? 

Cuando inicie este blog, comentamos el concepto de Zona de Confort y Zona de los Audaces, esta última, es el lugar donde los sueños se hacen realidad. Pero en muchos casos, alcanzar esos sueños requiere de una preparación que probablemente no se tenga en este momento. Eso no significa permanecer en la zona de confort, sino ser lo suficientemente astuto para conseguir ese sueño, debes prepararte, pero para ello debes saber exactamente quién eres, que habilidades tienes, tus debilidades, ser lo más crítico y sincero posible. 






La evaluación personal, que a nivel empresarial se llama análisis de oportunidades y amenazas externas y la determinación de las fortalezas y debilidades internas, ayuda a las personas a conocerse mejor y, posteriormente, establecer los objetivos a largo plazo que nos permitan alcanzar nuestra visión de futuro. 

Las oportunidades y las amenazas, se refieren a las tendencias y sucesos económicos, sociales, culturales, demográficos, políticos, legales, gubernamentales, tecnológicos y competitivos que pudieran beneficiar o dañar una empresa, o en este caso a una persona en el futuro. Las oportunidades y amenazas están fuera del control de las personas, por lo que se le conoce como factores externos. Es muy importante conocer estos factores, porque al momento de desarrollar nuestras estrategias, lo que se busca es aprovechar las oportunidades externas y reducir o evitar el impacto de las amenazas externas. 

De otro lado, las fortalezas y debilidades; se refiere a nuestra experiencia, capacitación y limitaciones personales. Son las actividades que sí se pueden controlar, por lo que se les conoce como factores internos. Conocer estos factores es importante, porque se busca estrategias que permitan aprovechar las fortalezas internas y superen las debilidades internas. 

En los siguientes post analizaremos cada uno de estos pasos, pero te agradeceré puedas ir respondiendo las siguientes preguntas: 

¿Tengo la preparación/experiencia suficiente? 

¿De qué aptitudes carezco, para alcanzar mis objetivos? 


¿Qué actividades me apasionan? 


¿Qué es lo que hago mejor que los demás? 


¿Hay mucha competencia en el sector? 


¿Qué aspectos externos pueden facilitarme conseguir mis objetivos? 


¿Qué recursos tengo que me acercan a conseguir mis objetivos? 


Finalmente, les dejo una interesante entrevista a Steve Jobs, sobre su visión de futuro.





Fuente original: La Visión de Futuro según Steve Jobs



Plan Estratégico personal y profesional 
Visión de Futuro 
Zona de Confort 
Zona de los Audaces 
Evaluación Personal 
Oportunidades y Amenazas 
Fortalezas y Debilidades

jueves, 15 de octubre de 2015

Y EL FUTURO – ¿CUANDO LLEGA?

En varias conferencias que he realizado, tiendo a hacer la misma pregunta… ¿Cómo te ves de aquí a 10 años?; sin embargo, muy pocas personas me han preguntado ¿Por qué?

Una vez mientras conversaba con unos amigos les hice una pregunta diferente, ¿Cómo te ves en el futuro?. Muchos me respondieron que dueños de sus propias empresas, con dinero y reconocidos profesionalmente. A lo cual agregué, y eso será cuando seas joven o seas ya mayor?; a esta repregunta, me respondieron “será pronto”. 

Algunos años después, recordé esta anécdota y les pregunté si ya tenían sus empresas, si tenían dinero y si eran reconocidos profesionalmente; me indicaron que estaban trabajando en ello y el momento ya llegará. Espero sinceramente que el momento llegue pronto.

Como pueden observar, uno puede tener la mejor visión de futuro, pero si esta visión no tiene un plazo, es muy probable que el futuro nunca llegue. Como en los planes estratégicos de las empresas y corporaciones, es importante plantearnos un plazo para llevarlo a cabo, ya que nos permite establecer una serie de acciones que contribuirán que ese futuro que deseamos se convierta en nuestro presente. Nos permite establecer que acciones son necesarias realizar en el corto, mediano o largo plazo, de forma ordenada.

Asimismo, el plazo nos permite controlar nuestro nivel de avance, controlar si estamos en el tiempo correcto o nos hemos atrasado. En tal sentido, permitirá reestructurar el plazo de nuestra visión de futuro, si fuimos muy optimistas en el plazo planteado inicialmente. Como ya mencioné anteriormente, el Plan Estratégico Personal no está escrito en piedra, y puede ser actualizado, si las circunstancias que le dieron origen cambian o si las acciones planteadas no se cumplen en los plazos establecidos.

Por ejemplo, si mi visión es ser un abogado exitoso y aún no inicio mis estudios, debo tomar en cuenta que concluir la universidad probablemente tome unos 5 a 6 años. Posteriormente, me tomará 2 o 3 años trabajar como abogado junior en un buffete de abogados. Finalmente, entre 2 o 3 años mas, si tomo la iniciativa de posicionar y consolidar un buffete de abogados propio. Entonces, nuestra visión, en el mejor de los casos, nos tomará entre 8 y 10 años. 

Pero ¿Por qué 10 años? Es una decisión personal, dado que es una forma muy simple de explicar porque la visión de futuro debe siempre establecer un plazo, relativamente largo, para ser ejecutada. En mi ejercicio profesional, siempre he considerado metas menores a 10 años, de mediano o corto plazo. Sin embargo, el plazo depende mucho de las acciones que ha planeado para concretar su visión de futuro.

Quiero finalizar compartiendo con ustedes un increíble video, de una entrevista realizada hace varios años a dos grandes visionarios que con sus acciones cambiaron el mundo: Steve Jobs y Bill Gates.





lunes, 28 de septiembre de 2015

PLAN ESTRATÉGICO PERSONAL

Hasta el momento tenemos relativamente claro que es lo que queremos conseguir en nuestra vida, lo que en el artículo anterior llamamos Visión de Futuro.

Sin embargo, tener una idea de lo que se quiere no es suficiente para hacerla realidad, es necesario establecer un protocolo que nos sirva de guía para conseguir nuestros objetivos. En este punto, haremos uso de las herramientas de la Planeación Estratégica.


La Planeación Estratégica, es aquella actividad que nos permite formular, implantar y evaluar las decisiones que nos ayuda a lograr nuestros objetivos. Si bien es un concepto creado en el mundo de los negocios, pienso que puede ser perfectamente empleado en el desarrollo personal.


Al finalizar, todas las actividades deberán ser incorporadas en el Plan Estratégico Personal, documento que utilizaremos como guía y nos ayudará a alcanzar nuestra visión de futuro.


La Planeación Estratégica se divide en tres etapas:

-      Formulación de la estrategia, que incluye la definición final de nuestra Visión de Futuro, nuestra evaluación personal, el establecimiento de los objetivos de largo plazo y la selección de las estrategias a seguir.

La evaluación personal consiste en un análisis de nosotros mismos, entender quiénes somos, cuales son nuestra ventajas y desventajas, pero también entender que oportunidades tenemos en el entorno que nos rodea y que podemos aprovechar. Debemos tomar en cuenta la profesión que estudiamos, nuestras capacidades en computación, las personas influyentes que hemos conocido.

A continuación, debemos analizar que actividades, capacidades o talentos debemos desarrollar para lograr nuestros objetivos. Esto podría incluir desde aprender un idioma, desarrollar una red de contactos, estudiar alguna materia específica que no conocía, especializarse en otra, o desarrollar mi propia marca personal.

-      La implementación de las estrategias, requiere definir objetivos de corto plazo. Dentro de las actividades a desarrollar, cuando las realizaré  y cuáles son los resultados que debo obtener. Por lo general, estas actividades serán programadas anualmente.
   
-    La evaluación, la cual nos permite conocer si las estrategias implementadas son las adecuadas o, de ser el caso, tomar medidas correctivas.

Como se puede observar, el plan estratégico personal no es un documento escrito en piedra, puede irse perfeccionando en el transcurso del tiempo, en razón a que las circunstancias que le dieron origen pueden ir cambiando y, en tal sentido, se debe adaptar también a dichos cambios.


PLAN ESTRATEGICO PERSONAL


Como pueden observar, nuestro trabajo recién empieza y es muy importante ser sinceros con las cosas que vamos a evaluar ya que, si no hacemos una evaluación consciente de nosotros mismos, el plan estratégico nos podría conducir a establecer objetivos que son imposibles de cumplir.


Todas estas actividades tendrán su eje en nuestra Visión de Futuro, la cual definiremos en el siguiente post. Sin embargo, considero que la visión debe contener por lo menos estos cuatro componentes:


-          Yo, mi definición como persona.

-          Familia y amigos
-          Patrimonio y trabajo
-          Salud.

Finalmente, quiero dejarles un video de lo que sucede cuando se atreven a soñar.





























jueves, 17 de septiembre de 2015

SEGUNDO PASO: CONSTRUYENDO UN SUEÑO

Desarrollo Personal. Han pasado un día o días y has regresado de tu feliz viaje. Estas completamente decidido a iniciar tu nuevo camino, pero a dónde voy? Debo recordarte que tienes un papel donde respondiste una pregunta:


“…Si estuviera absolutamente seguro de que no fracasaría y si tuviera todos los recursos necesarios para lograrlo, en realidad ¿qué me gustaría ser, tener o hacer?

Este es el segundo paso al que algunos llaman, técnicamente como visión de futuro, pero que a mí me gusta llamar construyendo un sueño. El sueño o visión de futuro es importante porque es una guía, nuestro norte, a donde quiero llegar. Pero también nos deben inspirar, cautivar y finalmente, obligarnos a hacer todo lo posible para llegar a hacerlo realidad.


Si bien el construir un sueño puede tomarnos algo de tiempo, les voy a dar algunas ayudas. 

A veces es importante iniciar (como menciona Robert Kiyosaki) con las cosas que no queremos y luego las que si queremos. 


Por ejemplo, las cosas que yo no quiero:
  • No quiero trabajar toda la vida.
  • No quiero ser un empleado.
  • No quiero que otras personas decidan sobre mi futuro laboral.
  • No quiero ser un desconocido en mi ciudad, mi país, en el mundo.
Las cosas que si quiero.
  • Quiero ser mi propio jefe.
  • Quiero jubilarme a los 48 años.
  • Quiero pasar mucho tiempo con mi familia.
  • Quiero viajar mucho después de jubilarme.
  • Quiero tener independencia financiera.


Finalmente, lee el pedazo de papel que tienes y quiero que respondan el siguiente cuestionario, para definir cuál es tu sueño (desarrollad por Zig Ziglar):

¿Si hago realidad este sueño primordial, si llego a mi meta principal, ¿Estaré sano y feliz?
¿En mi búsqueda por realizar este sueño, ¿podré seguir teniendo muchos amigos y buenas relaciones con mi familia, amigos y compañeros de trabajo?
¿Qué tan seguro me volverá la realización de este sueño?
¿Me gustaría luchar por este sueño toda la vida?
¿Qué obstáculos necesito superar para que este sueño se haga realidad?
¿Tengo este sueño porque mis padres o mi pareja quiere que haga esto o aquello en particular, o buscaré alcanzar esta meta porque realmente es mi deseo profundo?
¿Qué puedo hacer ahora para alcanzar ese sueño? ¿Cuáles son las primeras acciones que debo tomar?
¿A quién podría buscar como maestro o guía para que me ayude a alcanzar este sueño?
¿Qué tiempo necesito para alcanzar este sueño?
¿Tengo el talento, el conocimiento y la disciplina necesarios para alcanzar esta meta en particular?

Te recomiendo que no intentes terminarlo en un solo día. Hazlo y luego revíselo una, dos veces o 10 veces. Lo que debes hacer es pensar sinceramente en lo que quieres, y se honesto, porque solo te engañarás a ti mismo. Como ya mencioné, tu sueño es tu guía,  tu obsesión.  Tampoco dejes que gente negativa desvíe tu buen juicio diciéndote que no se puede hacer o es peligroso, es tu vida y solo tú tomarás esa decisión, tu escoges el camino. 

Te dejo este video para que te atrevas a llevar adelante tus sueños:

Mi sueño, mi motivación


Desarrollo Personal
Desarrollo Profesional
Audacia
Vida Plena
Necesidad de cambio
Visión de futuro
Construyendo un sueño


miércoles, 9 de septiembre de 2015

PRIMER PASO: EL JURAMENTO PARA ALCANZAR LA FELICIDAD

Desarrollo Personal. Una vez que has tomado consciencia que no estas conforme con tu vida,  sobre la necesidad de un cambio, viene el primer paso, tomar la decisión de iniciar un nuevo camino.

Pero como todo camino, siempre tiene un inicio, una partida. Toma una maleta pequeña, una mochila, mete unas pocas cosas y ve hacia aquel lugar que siempre has querido conocer, pero por alguna razón nunca lo hiciste. Es importante que lleves una cámara que te permita tomar fotografía, grabar imágenes y audio. Puedes subir a un avión, bus, auto, bicicleta o ve caminando.

Puede ser un lugar lejano o cercano. Viaja solo, por un día, varios días o semanas, meses, eso lo decides tú. Solo un punto importante, HAZLO YA. No esperes una semana, un mes, un año, porque los caminos que se demoran en tomarse, nunca se inician.

Mientras recorres el camino, hazte las siguientes preguntas:

¿Estoy contento con mi vida?
¿Qué errores he cometido?
¿Qué cosas me harían muy feliz?

Cuando llegues a tu destino sube a un lugar alto, donde tengas una visión de todo el lugar. Entonces, mira hacia atrás y luego mira hacia adelante. Finalmente has un video y di lo siguiente:

¡Soy una persona excepcional, talentosa y a partir de hoy (día, mes, año) he decidido tomar el control de mi vida. Las decisiones que voy a  tomar las haré porque así lo quiero, no por la imposición de otros. He decidido, el día de hoy, empezar mi camino hacia la felicidad. Este es mi juramento hacia (di tu nombre)!

Asegúrate que en el vídeo se vea todo el lugar, para que puedas recordar donde estuviste y rendiste tu juramento para alcanzar la felicidad. Si puedes grítalo.

Mira el vídeo al levantarte y acostarte, durante una semana todos los días. Luego una vez por semana durante un mes. Luego una vez al mes durante un año. Cada vez que sientas que las cosas no te salen bien o  te sientas estancado, o que estas a punto de flaquear, mira el vídeo y recuerda que te juraste alcanzar la felicidad.

Durante tu viaje de regreso, quiero que pienses y apuntes en un papel la siguiente pregunta, propuesta por Zig Ziglar; deja volar tu imaginación y no ahorres ni lápiz ni papel:

“…Si estuviera absolutamente seguro de que no fracasaría y si tuviera todos los recursos necesarios para lograrlo, en realidad ¿qué me gustaría ser, tener o hacer?

Toma tu tiempo, porque lo que escribas será necesario después.

Este es un momento muy importante, has realizado un juramento el cual no puedes romper, porque es un compromiso para iniciar un nuevo camino, y se lo has hecho a la persona más importante… tú. 

Desarrollo Personal
Desarrollo Profesional
Miedo
Audacia
Vida Plena
Necesidad de un cambio
Hazlo Ya
Felicidad

jueves, 3 de septiembre de 2015

LA FORTUNA FAVORECE A LOS AUDACES. APENDICE

Desarrollo Personal. Como mencioné en mi anterior post, el miedo (por lo general imaginario) es la fuerza que nos impide ampliar nuestra zona de confort e iniciar nuestro camino hacia la zona de los audaces, donde nuestros sueños se convierten en realidad. Por lo tanto, el primer paso, es vencer el miedo.

En tal sentido, no quería dejar pasar la semana sin compartir con ustedes este impresionante video, sobre como el miedo sabotea nuestro futuro y, en consecuencia, nos impide alcanzar la felicidad.


Si no  quieres que nada  pase,  nada te pasará  (Dori a Marlin, en “Buscando a Nemo”).  Yo prefiero  ver que hay más allá del camino, porque siempre encontrarás algo hermoso. 




Desarrollo Personal
Desarrollo Profesional
Empleabilidad
Miedo
Audacia
Zona de Confort

martes, 25 de agosto de 2015

LA FORTUNA FAVORECE A LOS AUDACES

Desarrollo Personal. Mientras estaba trabajando recordé una anécdota que me sucedió hace algunos años. En aquel momento, aún era un novato en las labores de consultoría, y trabajaba en mi primer gran proyecto para una entidad pública, y estaba decidido a mostrar mi valía.

En aquel lugar, conocí a muchas personas, grandes profesionales que me apoyaron en mi trabajo y tuvieron la amabilidad de compartir sus experiencias. La mayoría tenía más de 10 años en la institución, una vasta experiencia y una gran curiosidad por aquel joven que, sin ser su jefe, les impartía indicaciones sobre cómo desarrollar y mejorar su trabajo.

Me hice amigo de una de estas personas  al que llamaré Carlos. Carlos me dijo que tenía muchos años en la entidad pero, a pesar de ser un buen profesional, no había tenido la oportunidad de progresar profesionalmente, lo cual se traducía en un salario relativamente bajo. Mi amigo tenía mucha curiosidad respecto a las labores de consultoría, los riesgos, la remuneración y lo vi muy interesado.

Un día, terminada la jornada, y mientras tomábamos un café le pregunté por qué no daba el gran salto. Su respuesta me sorprendió: tenía miedo. La entidad, si bien no le pagaba lo suficiente, le aseguraba un trabajo y un sueldo fijo, vacaciones pagadas y la promesa de una jubilación, dentro de 10 años. Si bien le gustaban las recompensas del trabajo de consultoría, se sentía seguro en las condiciones en las que trabajaba.

No es la primera vez que escucho la historia de Carlos. El miedo a lo desconocido es una respuesta humana natural. El miedo, es definido como una sensación de angustia ante un peligro real o imaginario.

Todos tenemos miedo a muchas cosas: hablar en público, a nadar, a los ascensores, los gatos, los perros, lugares cerrados, lugares llenos de gente.

El miedo, además, nos hace creer que no podemos hacer cosas nuevas como aprender a cantar, actuar, manejar un carro, viajar, estudiar una maestría, buscar un nuevo trabajo. Como Carlos, que le gustaría dedicarse a la consultoría, pero no lo hacía por qué tenía que renunciar a su trabajo y tenía miedo de no tener dinero con que mantenerse y a su familia.

El miedo a lo desconocido, limita nuestras iniciativas, nos hace creer que cualquier cosa nueva está llena de peligros, que no somos buenos para ello,  y es mejor quedarnos donde nos encontramos, en la zona conocida, que sentimos que podemos controlar. Esta zona es comúnmente conocida como zona de confort.

Pero existe un gran problema. El ser humano nunca podrá escapar de su zona de confort, porqué siempre necesita un espacio donde pueda sentir tranquilidad y seguridad. Entonces, ¿Qué puedo hacer?

El secreto es expandir nuestra zona de confort. Esta se expande con nuevas experiencias, conocimientos e iniciativas las cuales voy incorporando a mi persona al hacerlas habitualmente. Mi hermano, talentoso abogado, ha incursionado en la actuación. Si no lo veo, no lo creo.  Nunca olvidare su cara cuando me lo contó, después de su primera función, tenía una sonrisa extra large.

Cuando empecé a estudiar mi MBA, muchos pensaron que no podía lograrlo. En la Universidad era un estudiante promedio, y cuando la inicié, hace ya más de 10 años, no era algo común para un abogado, y los estudios requerían conocimientos avanzados de computación,  matemáticas y administración.  Sin embargo, nunca me rendí, no dejé que el miedo me venciera y, con mucho sacrificio, el apoyo de mi familia y amigos lo logre. Fui audaz.

Por qué para ampliar la zona de confort, además, es muy importante la audacia, nuestra voluntad de tomar  nuevas iniciativas fuera de lo común, vivir experiencias nuevas, sin miedo a los riesgos y las dificultades, dejando atrás todos los temores.

Liberarse de los miedos y ser audaces, es el primer paso para tener éxito en nuestro desarrollo personal y profesional, es decir, tener una vida plena. Siendo el paso más importante, es quizá el más difícil.

Solo les contare que tiempo después, Carlos renunció a su trabajo, le va muy  bien y a menudo nos encontramos. Seguimos siendo amigos, pero de vez en cuando competimos entre nosotros, en esta dura labor de consultoría. Y veo la misma sonrisa que una vez vi en mi hermano, extra large. 

Entonces, también sonrío y pienso: en verdad, la fortuna favorece a los audaces




Desarrollo Personal
Desarrollo Profesional
Miedo
Audacia
Zona de Confort
Vida Plena
La Fortuna favorece a los audaces



martes, 18 de agosto de 2015

DESARROLLO PERSONAL Y PROFESIONAL


Hace un tiempo hice una exposición en una reconocida universidad de Lima a un grupo de jóvenes estudiantes de derecho de primeros ciclos. En dicha exposición les comentaba sobre las personas que trabajaban en la administración pública y como, en el futuro, muchos de ellos formarán parte de esas canteras.

Muchos de los estudiantes me indicaron que jamás trabajarían para el Estado y nunca se convertirían en burócratas. Cuando les pregunté el porqué, la mayoría me contestó que no querían trabajar detrás de un escritorio rodeado de miles de papeles, atendiendo al público a través de una maraña interminable de trámites administrativos.

Lleno de curiosidad les pregunté, a qué pensaban dedicarse una vez que concluyeran la universidad. La mayoría me miró como si hubiera mencionado un sacrilegio. La respuesta fue, voy a ejercer la profesión de abogado, en un bufete de abogados y en los tribunales.

Me pareció muy curioso, y les indique que, si bien yo también soy abogado, estudié un MBA, soy consultor externo de varias empresas en el desarrollo de negocios, fui jefe de una importante dirección del Estado y dicto conferencias, todas estas actividades muy lejanas a la labor de abogado litigante tradicional. Les comenté que hace más de 10 años que no pisaba un tribunal y no pensaba hacerlo en el futuro y que mis socios eran expertos en el desarrollo de tecnologías y marketing. También les comenté que mi esposa era abogada, pero trabajaba en una oficina de recursos humanos.

Me di cuenta que muchos de estos jóvenes estudiantes no tenían muy claro cuál sería su futuro profesional. Sus padres, en muchos casos, les habían enseñado que era importante tener un título profesional para conseguir un buen empleo y asegurar su futuro, pero no tenían claro nada más. En ese momento les pregunté: ¿Cómo se ven en 10 años? Las respuestas fueron muy variadas. La mayoría pensaba encontrar un buen trabajo que les asegurara su futuro, como sus padres les habían educado.

La siguiente pregunta que les hice fue, ¿Cómo pensaban obtener el trabajo de sus sueños? En los bufetes de abogados más importantes, gran parte de sus profesionales sabe inglés u otro idioma. Tiene conocimientos avanzados de computación, tienen maestrías en una serie de especialidades (no todas en derecho) y una experiencia importante en otros bufetes, empresas o entidades del Estado.

Entonces ¿Cómo planeas llegar al empleo de tus sueños? Para que un proyecto sea exitoso, debe seguirse un plan, donde lo más importante es tener un objetivo claro. En la vida y en  nuestra actividad profesional es similar, hay que tener un plan con unos objetivos claros. Como se dice en algunas partes, no todo cae del cielo, si quieres un milagro, debes ayudar a que se cumpla. Este plan sobre nuestro futuro profesional es conocido como empleabilidad o desarrollo profesional.

Independientemente a las definiciones, el sentido de este blog es contribuir para que aquellas personas puedan lograr ese objetivo, ese empleo con el que sueñan pero que el instituto o la universidad no te enseñan a conseguir. Espero que semana a semana y con la ayuda de ustedes, a través de sus aportes, ayudemos a otros a lograr este sueño.



Para empezar, les dejo un interesante video sobre las 10 grandes actitudes para el desarrollo personal.

Diez grandes actitudes para el desarrollo personal y profesional



Desarrollo Personal
Desarrollo Profesional
Empleabilidad